domingo, 23 de julio de 2017

Por el mantenimiento del Patrimonio Natural y Ecológico del Bosque de La Vallesa




Durante los últimos meses hemos sido testigos de los trabajos de clareo en el bosque de La Vallesa para los que han sido necesarios años de negociaciones entre las distintas entidades gestoras de los parques naturales, fluviales y los mismos funcionarios del ayuntamiento de Paterna con los dueños nominales del paraje natural. Ha sido sin duda un trabajo altruista de muchos y como tal no puede un individuo en concreto colgarse la medalla.
     
El bosque queda ahora por fortuna más accesible para visitantes y excursionistas. También queda suelo libre para que pueda ser colonizado por todo el abanico de especies que componen la flora mediterránea alejándonos del pinar monocromático surgido tras el fatal incendio de 1994. Ni que decir tiene que el aumento de oportunidades va parejo al de oportunistas que llegarán a ocupar el nicho ecológico que les corresponde.
     
Ya hemos constatado la presencia de multitud de lagomorfos (conejos y liebres), ginetas (Genetta genetta), zorros (Vulpes vulpes) y jabalíes (Sus scrofa), culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) y de escalera (Rhinechis scalaris) y estamos esperando que comiencen a penetrar los corzos por el cauce del río Túria. En cuanto a la flora, la lista de especies protegidas no es corta, incluso podemos regocijarnos de poder disfrutar de algunos endemismos. Es pues una necesidad la conservación y la expansión de las zonas boscosas que rodean Paterna.
     
Pero una vez terminados los trabajos de clareo, no existe ningún plan de mantenimiento. La multiplicación de visitantes traerá sin duda y por desgracia un incremento proporcional de residuos que se irán acumulando, dándole otro sentido al aromático bosque mediterráneo. Al mismo tiempo, las especies vegetales con un ciclo vital más rápido pueden dar lugar a un aumento del riesgo de incendio. Huelga decir que la suma de hierba seca y residuos no degradables (plásticos, vidrios y metales) es un cóctel explosivo que desembocará en un catastrófico incendio que solo beneficiaría a los especuladores. Es pues una necesidad la limpieza y mantenimiento de las zonas boscosas que rodean Paterna.

     
Una vez dicho esto, creemos necesario solicitar un plan de actuación "Pulmón Mediterráneo" que observe la ampliación o creación de brigadas forestales destinadas al mantenimiento, reforestación si procede y limpieza de los bosques de La Vallesa, la franja verde colindante al Parque fluvial del Túria y por supuesto La Mola, destinando para ello los recursos económicos y personales que sean necesarios.