miércoles, 25 de marzo de 2015

Martínez Castillo, Ruben


Nací en el hospital la Fe de Valencia en 1984. Mis estudios empezaron y terminaron con la ESO.

Actualmente, llevo desempleado más de 2 años como otros tantos jóvenes de mi generación. Soy carpintero, aprendí el oficio gracias a mi padre, y sigo formándome por mi cuenta. Fui uno de esos estudiantes que dejó sus estudios para trabajar en la obra durante la burbuja inmobiliaria e intentar independizarse. Allí fui testigo de primera mano de cómo se construía sin descanso, como el precio de la vivienda no dejaba de subir, mientras los sueldos se mantenían, y la mano de obra era cada vez era menos cualificada. Después de perder el miedo a no poder encontrar trabajo, mi objetivo es trabajar por mi cuenta como carpintero profesional.

Mi activismo comenzó con el 15 M, cuando nos reuníamos con ilusión enfrente de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia y participábamos en todo tipo de manifestaciones reclamando por nuestros derechos. 

Ahora participo activamente en el Círculo de Podemos Paterna, y soy el portavoz de una de sus comisiones.

El miedo y la desconfianza entre unos y otros nos impiden ver lo que los demás son capaces de dar y de ayudarse, lo veo todos los días. Caemos en el error de llevarlo todo hacia nuestro propio beneficio, lo veo tanto en los trabajadores como en los empresarios y en los políticos de nuestro pueblo, todos han dejado de creer en la gente y por ello se aprovechan los unos de los otros a diferentes niveles. 

Nuestros políticos con su personalismo y autoritarismo no dejan trabajar a los verdaderos profesionales. Crean leyes que no funcionan y muchas veces ni se aplican. Así que solo contentan a su propio círculo de amistades dándoles contratos, empresas y puestos de trabajo dentro del Estado.