martes, 24 de marzo de 2015

Duréndez Hernández, Maria del Carmen "Maica"


Soy Restauradora de Bienes Culturales, Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y en Bellas Artes por la Politécnica de Valencia. Soy Experto educador en Museos por la Universidad de Alcalá y Técnico Especialista en Salud Ambiental. Tengo un Máster en Conservación y Restauración  de Bienes Culturales en la Universidad Politécnica de Valencia y soy Experto en Derecho comunitario por la Catedra Jean Monnet de la Universidad Complutense de Madrid.
He trabajado como investigadora en el IRP de la Universidad Politécnica de Valencia y he intervenido en la Restauración de muchos Bienes muebles e inmuebles de nuestro Patrimonio Cultural Valenciano, con la Universidad y en la empresa privada.
En la actualidad hago diversos trabajos como diseñadora gráfica, restauradora y ceramista, y estoy terminando estudios en la Escuela Superior de Cerámica de Manises.

Presento mi candidatura porque pienso que esta es nuestra oportunidad de imponer la coherencia y la honestidad en las instituciones y, sobre todo, porque los ciudadanos de Paterna  debemos ser oídos.
Quiero trabajar para devolver a los vecinos de nuestra ciudad la capacidad de decidir sobre las cosas que nos afectan.
No se puede avanzar si los jóvenes y las familias no tienen oportunidades en nuestro país y en nuestro municipio. Me preocupa seriamente que nuestros mayores, en vez de descansar tras toda una vida de dedicación y esfuerzo, tengan que mantener a sus familias porque sus hijos y nietos no pueden salir adelante.
Estoy cansada de los políticos de carrera, cuyo mayor logro personal y profesional ha sido afiliarse a un partido, o incluso a dos, según el momento y la conveniencia.
Me parece aberrante que quienes quieren trabajar no puedan hacerlo y, en demasiados casos, se vean obligados a perder su casa y la oportunidad de tener una vida digna para ellos y sus familias, mientras las instituciones públicas salvan a los mismos bancos que nos han llevado a esta situación y blindan sus empresas y las de sus amigos, a la vez que les proporcionan una oportuna cantidad de mano de obra barata y sin otra opción que aceptar lo que les impone el empresario.
Me indigna que nuestros gobernantes olviden que están a nuestro servicio porque lo hemos decidido nosotros. Quiero recordarles que nos deben rendir cuentas y que lo público es nuestro, que nosotros somos los que deberíamos tener la última palabra. Estoy cansada de que decidan sobre nuestros intereses sin contar con nosotros, incluso contra nuestra voluntad.
Siempre me ha interesado la política, porque de las decisiones políticas dependen nuestras condiciones de vida. Nunca he estado afiliada a ningún partido porque creo ninguno está formado íntegramente por ciudadanos libres y honestos. Pienso que es urgente que los ciudadanos cambiemos los términos del juego político y seamos nosotros los que decidamos.

Hemos de ser conscientes, como vecinas y vecinos de Paterna, que nuestra responsabilidad ante las generaciones futuras, ante nuestros hijos y nietos es gobernar honestamente y defender lo que nos pertenece.